19 de noviembre, Día Mundial del Retrete

¿Sabías que existe el Día Mundial del Retrete? Quizá te estés preguntando por qué se celebra ese día y desde cuándo. Todos conocemos y celebramos año tras año días conmemorativos como el Día Mundial del Agua, el Día del Niño o el Día de la Paz; de esta manera la Organización de las Naciones Unidas quiere que, al menos por un día, prestemos atención a muchos de los problemas que existen en relación con esos temas.

Nada más y nada menos que 2500 millones de personas carecen de saneamiento adecuado, ¡casi 1 de cada 3 personas! Por este motivo, y desde hace dos años, se ha elegido el 19 de noviembre como día clave para señalar que todavía millones de personas no disponen de este derecho humano.

Eso implica que casi 1000 millones de personas hacen sus necesidades al aire libre, y esto tiene consecuencias en su salud.

A pesar de las cifras desoladoras, en los últimos años, para trabajar en el cumplimiento de los objetivos del milenio, se ha conseguido mejorar el saneamiento de 2000 millones de personas, aunque es cierto que en las zonas rurales y más desfavorecidas no se ha avanzado mucho.

Por otro lado, la falta de un sistema de saneamiento adecuado aumenta la desigualdad entre hombres y mujeres. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en los centros educativos cuando las condiciones sanitarias no son las adecuadas, ya sea por no disponer de la privacidad necesaria o de los sistemas de higiene apropiados para los días de la menstruación, o por no estar ubicados los retretes cerca de la escuela, lo que comporta que las chicas tengan que desplazarse y luego son más vulnerables a agresiones. Todo esto hace que muchas dejen de ir a la escuela.

El saneamiento no solo implica disponer de un inodoro o letrina adecuados, sino también de un sistema de alcantarillado, drenaje y tratamiento de las aguas residuales. La ausencia de estos elementos, además de producir problemas para la salud de las personas, conlleva la contaminación de ríos y otras fuentes de agua, así como la propagación de mosquitos que transmiten enfermedades como la malaria.

Por estos motivos, la ONU ha establecido que, dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2030, el abastecimiento de agua y el saneamiento adecuados sea el nº 6, ya que anteriormente no estaba contemplado de manera directa sino dentro del ODM relativo al cuidado del medio ambiente. De esta manera se quiere trabajar para terminar con la práctica de la defecación al aire libre, especialmente de mujeres y niñas.

Nosotros vivimos en un país donde tenemos la suerte de disponer de sistemas de saneamiento adecuado. El agua que utilizamos en nuestra casa, el colegio, etc. se recoge en las alcantarillas junto con la de la lluvia y se lleva a las estaciones depuradoras, donde se limpia para poderla devolver al medio natural.

Pero este hecho es relativamente moderno. En el Madrid del s. XVII se tiraban los residuos líquidos por las ventanas al grito de ¡agua va! Poco a poco se fue construyendo el sistema de alcantarillado, pero no fue hasta los años 80 del siglo pasado cuando se comenzó de lleno con la depuración de las aguas residuales.

Actualmente Canal Gestión gestiona todo el tratamiento de las aguas residuales para devolverlas a los ríos en las condiciones adecuadas y evitar así la degradación del medio ambiente. Parte de estas aguas depuradas reciben incluso un tratamiento más específico que las hace aptas para otras actividades, como pueden ser la limpieza de calles o el riego de parques y jardines.

De nosotros depende el buen uso y cuidado de este complejo sistema de saneamiento. ¿Se te ocurre alguna acción que puedas hacer en tu día a día para cuidarlo?

comentarios