Aprender fuera del aula: ¿es posible?

Aprender fuera del aula no solo es posible sino que es muy recomendable. Hoy en día se sabe que el contexto de aprendizaje en el que se desenvuelve el alumno determina el desarrollo de sus diferentes habilidades y capacidades, siendo la mejora de la creatividad y la resolución de problemas algunas de las más comprobadas (Addison et al., 2010; Bancroft et al., 2008; Borradaile, 2006; Dillon, Craft, Best, Rigby, & Simms, 2007; Bell and Dyment, 2006, y Kellert, 2005).

¿Por qué trabajar fuera del aula?

Salir fuera del aula es entrar en el mundo real. Al salir del centro educativo, los alumnos se mueven en escenarios reales y experimentan situaciones cotidianas relevantes para su día a día que les ayudan a entender y a contextualizar los contenidos del currículo.

Son numerosos los estudios que hablan de los beneficios de trabajar y aprender fuera del aula, entre los que te destacamos los siguientes:

  • Mejora del rendimiento académico
  • Desarrollo de las habilidades creativas
  • Aumento de las habilidades comunicativas, de organización y de toma de decisiones
  • Mejora del comportamiento
  • Aumento de la motivación por aprender y entender lo que están observando o experimentando
  • Incremento de la cooperación entre los compañeros
  • Desarrollo de una mayor implicación con el entorno

Las opciones para aprender fuera del aula, ya sea de manera puntual con metodologías concretas o bien de forma habitual, son cada vez más comunes. Aquí tienes algunos ejemplos:

Metodologías que implicar salir del aula

Design for change. Ofrece a los alumnos la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas y cambiar su realidad y el entorno que les rodea.

Aprendizaje servicio. Metodología en la que los alumnos aprender realizando un servicio que da respuesta a una necesidad real en la comunidad/barrio donde viven.

El riesgo en el patio. Iniciativa puesta en práctica en el Reino Unido que persigue rediseñar los espacios en los que se mueven los niños para simular situaciones de riesgo. De esta manera se consigue que desarrollen su creatividad y su capacidad motora, pongan a prueba sus límites y aprendan a anticiparse y a solventar situaciones similares en su vida.

Big Picture. En los centros que siguen esta metodología, cada estudiante es colocado en el centro de su propio aprendizaje y un asesor educativo le ayuda a diseñar su plan de estudio de acuerdo con los intereses del propio alumno. Es un aprendizaje personalizado en el que el alumno no es evaluado únicamente a partir de pruebas estandarizadas, sino también mediante exposiciones y demostraciones de sus logros.

Comunidades de aprendizaje. Centros que promueven la participación y la implicación de todas las personas que influyen en el aprendizaje y el desarrollo de los estudiantes (docentes, familia, amigos, vecinos, asociaciones y organizaciones vecinales y locales, personas voluntarias, etc.).

Semestre en el mar. Exitoso proyecto de EE. UU. en el que los alumnos realizan un viaje de estudio científico-cultural de los océanos y desarrollan su crecimiento personal a bordo de barcos.

Think Global School. Proyecto educativo en el que los alumnos realizan parte de su formación viajando durante 1 año por 4 países.

Escuelas al aire libre

Son escuelas que han elegido el medio natural (bosque, campo o playa) como lugar físico en el que desarrollar el aprendizaje de los niños. Actualmente se centran en la etapa de Infantil.

En nuestra comunidad autónoma tenemos la primera escuela de Infantil al aire libre homologada por la Comunidad de Madrid, Bosquescuela. Si quieres conocerla más en detalle, lee la entrevista que incluimos en este boletín a Silvia Corchero, responsable de comunicación de Bosquescuela Cerceda. Otra iniciativa similar en nuestra comunidad es la escuela Saltamontes.

Si quieres poner en práctica el aprendizaje fuera del aula, toma nota de las diferentes iniciativas que muchos centros van a desarrollar el 17 de mayo, Día de las Clases al Aire Libre, y anota también el 3 de mayo en tu agenda, es el Día Internacional de las Escuelas en la Naturaleza.

comentarios