Canal Educa entrevista a Avelino Martínez Herrero

Canal Educa ha tenido el placer de poder entrevistar a Avelino Martínez Herrero, quien a lo largo de muchos años estuvo al frente de las áreas de Producción y Medio Ambiente, Abastecimiento y Medio Ambiente, Saneamiento y Reutilización, y Gestión Hídrica y Abastecimiento de Canal de Isabel II.

Aprovechamos la ocasión para preguntarle sobre la importancia de una buena gestión del agua para el cuidado del planeta. A continuación os dejamos sus interesantes respuestas.

  • ¿Cómo fue su primer contacto con el mundo del agua y su gestión?

En mi formación como ingeniero de caminos, canales y puertos había puesto el acento más bien en el área de las estructuras (los elementos resistentes de edificaciones, puentes o presas); sin embargo, inmediatamente después de concluir mis estudios fui contratado por una ingeniería dedicada a diseñar, construir y operar instalaciones de tratamiento de aguas (tanto para consumo humano como para usos industriales), así como plantas dedicadas a la depuración de aguas residuales. Eran los primeros años 70 del pasado siglo y sobraban dedos de una mano para contar las ingenierías en ese sector, lo cual me permitió incorporarme a una actividad muy dinámica dados su relevancia social y el impulso que las Administraciones públicas comenzaban a dar a esas infraestructuras. 

  • ¿Nos podría resumir de forma divulgativa cómo ha evolucionado la gestión de las aguas residuales en Madrid?

La primera etapa de esa evolución comienza en cualquier ciudad por la recogida y canalización de las aguas residuales generadas en las casas; de ello son ya una muestra significativa los alcantarillados que la arqueología ha sacado a la luz en civilizaciones antiguas. Así fue también en Madrid, en donde Canal de Isabel II instaló los primeros kilómetros de las redes de alcantarillado en las últimas décadas del siglo XIX; posteriormente, fue el ayuntamiento de la ciudad el que extendió el saneamiento a todo el municipio en paralelo con la gran expansión urbana de la capital del Estado.

Durante muchas décadas, el alcantarillado madrileño vertió al río Manzanares, sin ninguna depuración, las aguas residuales recogidas. Fue en los años treinta del siglo XX cuando el Ayuntamiento de Madrid decidió depurar las aguas residuales, para lo cual instaló una primera estación depuradora de aguas residuales, la conocida como EDAR de la China. Con la excepción de alguna otra pequeña instalación, no hubo nuevas EDAR hasta que el Ayuntamiento aprobó en 1978 el ambicioso Plan de Saneamiento Integral de Madrid (PSIM), que permitía depurar la práctica totalidad de las aguas residuales del municipio.

En cuanto a la depuración de las aguas residuales del resto de los municipios de la Región, en 1983 la Comunidad de Madrid diseñó un exhaustivo Plan Integral del Agua en Madrid (PIAM), cuya ejecución fue encomendada a Canal de Isabel II, empresa que ha construido la práctica totalidad de las instalaciones previstas en el plan y que lo ha financiado en un elevado porcentaje de la inversión.

En la actualidad, Canal de Isabel II es la entidad que gestiona el alcantarillado de la ciudad de Madrid y el de la gran mayoría del resto de municipios de la Región, así como la totalidad de las plantas depuradoras públicas existentes en la Comunidad. 

  • ¿Cuál era el reto a superar en la gestión de las aguas residuales en sus inicios laborales y cuál es actualmente?

En los pasados años setenta, casi todas las infraestructuras de depuración estaban por hacer; el reto era afrontar inversiones muy cuantiosas y lograr eliminar de los vertidos a los ríos la contaminación más grosera, esto es, la debida a las materias en suspensión y la debida a la carga orgánica carbonosa disuelta en las aguas. Ese estadio se ha superado en la región hace ya una década y el reto actual se centra en “refinar” el agua depurada para eliminar la contaminación derivada de los llamados nutrientes (nitrógeno y fósforo) y recuperar en los ríos receptores el mejor estado ecológico posible para el desarrollo de la vida acuática. 

  • ¿Cuáles han sido los logros más apasionantes de su carrera en relación con la gestión del agua?

Antes de incorporarme a Canal de Isabel II en 1991, había tenido ocasión de intervenir en el desarrollo de plantas de potabilización de agua de muy diversa envergadura en todo el territorio español; en esa década, el abastecimiento de agua en España ya no tenía carencias muy significativas. Por ello, los retos y logros más apasionantes de mi carrera se vinculan a la etapa en Canal, en el que he podido participar desde la primera línea en la creación y gestión de un gigantesco entramado de instalaciones de saneamiento. Sin por esto olvidar los retos planteados y resueltos en los ámbitos del abastecimiento, ni la participación en la planificación hidrológica. 

  • ¿Qué consejo daría a los jóvenes estudiantes de hoy en día?

Que se guíen por su pasión y por su vocación. Tal vez, el futuro les depare el privilegio de dedicarle su carrera profesional. Y, en caso contrario, que nunca claudiquen de ella y sigan cultivando su pasión tanto como la vida les permita en cada momento.

comentarios