Canal Voluntarios, el lado más solidario de Canal

Este mes se conmemora el Día Mundial del Voluntariado, y por ese motivo queremos aprovechar para daros a conocer la faceta más solidaria de Canal. Para ello, hemos querido entrevistar a Ana María Arjona y Marcelino García Aranda, trabajadores de Canal de Isabel II y voluntarios del programa Canal Voluntarios.

¿Nos podrías explicar brevemente en qué consiste la organización Canal Voluntarios y en qué tipo de acciones colabora?

Canal Voluntarios es una organización de voluntarios todos ellos trabajadores de Canal de Isabel II. Su objetivo es el de fomentar la cooperación y las actuaciones socialmente responsables, colaborando en situaciones de emergencia y proyectos de cooperación al desarrollo relacionados con el abastecimiento y saneamiento de agua en cualquier país del mundo.

¿En qué proyecto/s tuviste la oportunidad de colaborar?

Hemos podido colaborar en dos proyectos, ambos relacionados con los problemas derivados de la falta de saneamiento.

El primero, en la ciudad de Hinche, en el plató central de Haití, donde participamos junto con la Asociación “Acoger y Compartir” en la construcción de unas nuevas infraestructuras de saneamiento destinadas a dar servicio a un centro de educación secundaria de unos 350 usuarios, entre alumnos, profesores y trabajadores. El proyecto consistía en la implantación de un nuevo sistema de saneamiento sostenible, con letrinas de separación de sólidos y líquidos en origen, lavamanos y duchas, en zonas separadas para hombres y para mujeres.

En la actualidad, estamos colaborando con la Fundación Vicente Ferrer en un proyecto para la construcción de 276 letrinas y duchas en 6 poblados del distrito de Anantapur, en el estado de Andra Pradesh, al sur de India. Además de la construcción de las letrinas, el proyecto pretende fomentar su uso mediante cursos de formación y sensibilización, que incidan también en la importancia del lavado de manos con jabón y en otras medidas sencillas y eficaces para interrumpir la ruta fecal-oral de transmisión de enfermedades.

¿Qué problemas relacionados con el agua y el saneamiento o la higiene pudiste ver de cerca?

Los principales problemas que hemos podido ver en los proyectos en los que hemos participado son, en esencia, la escasez de agua, la trasmisión de enfermedades relacionadas con la incorrecta disposición de excretas debida a la defecación al aire libre, así como la contaminación de las fuentes de abastecimiento de la población por este último motivo.

¿Por qué crees que es importante este tipo de actuaciones?

Con la construcción de nuevas infraestructuras relacionadas con el suministro de agua, el saneamiento y la higiene, se consigue mejorar la salud, la calidad de vida y las condiciones higiénico-sanitarias de los beneficiarios, previniendo la transmisión de enfermedades y protegiendo el medio ambiente, especialmente todo lo relacionado con el ciclo integral del agua. Asimismo, consideramos de igual o mayor importancia la parte de los proyectos orientada a proporcionar información y a promover acciones educativas (charlas, talleres, conferencias, etc.), que permitan a los beneficiarios y a la gente involucrada en el proyecto, tomar conciencia de la importancia de adquirir mejores hábitos de higiene como forma directa de mejorar su calidad de vida. De esta manera, facilitando información y formación, se consigue que los propios beneficiarios vayan cambiando sus prácticas habituales y consigan ir rompiendo con los tabúes relacionados con el saneamiento.

¿Qué fue lo que destacarías de esa experiencia?

Para mí, lo mejor de los proyectos siempre es el contacto con la gente, tanto las vivencias con las personas con las que colaboras para sacar adelante el proyecto, como la oportunidad de conocer distintas culturas, creencias, costumbres y modos de vida de las poblaciones donde se llevan a cabo las actuaciones. Es estupendo poder brindar tu ayuda, conocimiento y colaboración pues es, en todos los aspectos, ampliamente recompensado, recibiendo siempre mucho más de lo que das.

comentarios