El Parque Regional del Sureste nos habla

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, hemos querido entrevistar a Patricia Matamala, coordinadora del CEA El Campillo, uno de los dos centros de educación ambiental ubicados en el Parque Regional del Sureste, en el que existen numerosas lagunas donde la fauna ─aves particularmente─ encuentra lugares oportunos para su reproducción, cría, paso e invernada.

A continuación os mostramos sus interesantes respuestas.

El CEA El Campillo está ubicado en el Parque Regional del Sureste. ¿Qué destacarías de este espacio natural protegido?
El Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, más popularmente conocido como Parque Regional del Sureste, fue declarado área protegida en 1994 por sus valores naturales, paisajísticos y culturales. Entre sus ecosistemas más destacados se encuentran el bosque de ribera, el ecosistema de humedal, los cortados yesíferos, parches de bosque mediterráneo y estepas cerealistas.

La totalidad de la finca en la que se encuentra el Centro está incluida en la Zona B o de reserva natural del Parque. ¿Podrías explicar a nuestros lectores, docentes en su mayoría, qué significa eso y qué implica?
La Zona B, siguiendo el modelo de zonificación, corresponde a reserva natural, es decir, zonas que han sido poco modificadas o en las que la explotación actual de los recursos naturales ha potenciado la existencia y desarrollo de formaciones, comunidades o elementos naturales que merecen ser objeto de protección, mantenimiento, restauración y mejora.

Esto implica que hay determinados usos del suelo que no se pueden llevar a cabo en esta zona, tales como explotación de recursos o planes urbanísticos.

Estáis situados en plena Laguna del Campillo. ¿Podrías contarnos cuál es el origen de esta laguna?
La Laguna del Campillo y la mayor parte de los humedales del Parque tienen un origen artificial como consecuencia de los trabajos de extracción de áridos en la década de los sesenta del siglo pasado. Debido a estas explotaciones de graveras se alcanzó el nivel freático y surgieron estos nuevos humedales.

¿Qué cambios habéis observado a lo largo de los últimos años en este entorno?
En los últimos años se ha observado un claro aumento en el número de visitantes y con ello el impacto que supone el uso recreativo de áreas naturales. Sin embargo, también se puede destacar el importante cambio en la cubierta vegetal de la zona, aumentando sobretodo la vegetación palustre y de ribera, lo que ha conllevado una mayor presencia de especies de fauna, sobretodo avifauna. A día de hoy, en la zona se observan ecosistemas maduros.

¿Qué tipo de actividades soléis hacer a lo largo del año y para qué tipo de público?
El perfil de público que nos visita es diverso. Entre semana recibimos centros educativos, desde los niveles de Educación Infantil a Universidad, y desarrollamos varios ejes de acción. También trabajamos mensualmente con diferentes colectivos de diversidad funcional, ya que tanto la senda que hay que recorrer para acceder al Centro como las instalaciones del mismo reúnen requisitos de accesibilidad.

Y los fines de semana realizamos actividades para público general: sendas guiadas (en castellano y en inglés) por diferentes parajes del Parque, talleres en nuestras instalaciones (sobre comederos para aves, rastros y huellas de animales, usos tradicionales, etc.) y visitas a productores locales (huertos agroecológicos, bodegas, queserías, cerveceras).

Con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedades, ¿habéis realizado alguna actividad especial en el Centro?
Aprovechando los recursos naturales que nos brinda el entorno hemos visitado uno de los humedales del Parque Regional del Sureste. Durante la senda guiada hemos explicado la importancia de los humedales y de su conservación y sus beneficios para las personas, así como sus características y su fauna y flora más representativa. Todo esto acompañado de unos prismáticos ¡para avistar aves, en su mayoría acuáticas!

¿Por qué recomendarías a los centros educativos acercarse a este centro de educación ambiental?
Es una buena forma de establecer contacto con la naturaleza a través de nuestro programa educativo, donde las actividades fomentan el respeto a la naturaleza y la responsabilidad en el cuidado del medio ambiente. Así mismo, ofrecemos un amplio abanico de actividades adaptadas al currículo de los distintos niveles educativos y ligadas al emprendimiento, a la lengua extranjera, a los recursos naturales, etc.

comentarios