El Ventisquero de la Condesa: la historia de la nieve en Madrid

Ventisquero de la Condesa

Cuando llega el invierno, la Sierra de Guadarrama se convierte en un lugar privilegiado y de obligada visita para excursionistas que desean disfrutar del paisaje serrano y de las primeras nieves de sus cumbres.

Como docente, te invitamos a conocer un lugar singular del Guadarrama: el sitio donde nace el río que atraviesa la capital, el Manzanares y el lugar donde se recogía parte de la nieve que, durante los meses estivales, refrescaba la comida que después se consumía en la ciudad de Madrid, antes de la llegada de la electricidad.

¿Sabes ya de qué hablamos? Nos estamos refiriendo al Ventisquero de la Condesa un lugar situado dentro del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, en la vertiente este del Alto de las Guarramillas, también conocido como la Bola del Mundo. Aunque se ubica a unos 2.000 metros de altitud, la carretera de acceso al Alto está limpia de nieve para facilitar el mantenimiento del repetidor de televisión, de manera que se puede transitar por ella sin dificultad.

Pero, ¿qué es un ventisquero? Un nevero que, dada su ubicación al resguardo de las cumbres, no solo acumula la nieve procedente de las precipitaciones, sino también la transportada por tormentas y ventiscas desde otros lugares. En la actualidad aún podemos observar los restos del ventisquero en su utilidad como “refrigerador” ya que todavía se conserva un muro de piedra que servía para contener la nieve y hacía más fácil su acumulación y extracción. La explotación del Ventisquero de la Condesa era propiedad de la familia Mendoza, en concreto de Doña Francisca del Silva y Mendoza, Marquesa de Santillana y Condesa del Real de Manzanares.

Te animamos a que recorras el ventisquero: descubre aquí un recorrido que te permitirá conocer un poquito más de la historia de Madrid y, además, poder estudiar los efectos de las modificaciones recientes del clima sobre los ventisqueros de la Sierra de Guadarrama. Incluso en los meses de mayo y/o junio puede ser una opción  para comprobar con tus alumnos cómo perdura la nieve en esta zona frente a otras zonas cercanas y descubrir especies vegetales singulares que crecen en este pequeño rincón de la Sierra de Guadarrama.

También puedes aprovechar para conocer alguno de los centros de visitantes del Parque Nacional y complementar la visita con tus alumnos para descubrirles uno de los espacios naturales protegidos más importantes de nuestra Comunidad.

 

comentarios