Entrevista a Miguel Ángel Gálvez

Este mes de noviembre, con motivo de la celebración del Día Mundial del Retrete donde se recuerda la importancia del saneamiento, tenemos la suerte de contar con una entrevista a Miguel Ángel Gálvez,  Subdirector de depuración y medio ambiente de Canal Gestión.

En ocasiones, la gente no conoce bien en qué consiste un proceso de depuración, y fácilmente lo confunde con la potabilización. ¿Nos podrías aclarar estos términos y procesos de manera sencilla?

Desde luego ambos procesos comparten el mismo objetivo, mejorar la calidad del agua. La diferencia está en los objetivos. La potabilización lleva la calidad hasta el máximo, pudiéndose usar para el consumo humano, mientras que la depuración busca proteger los ríos de los residuos líquidos que salen de nuestras casas e industrias, consiguiendo las depuradoras dar la calidad suficiente para que los ríos sean masas de aguas llenas de vida natural y para el disfrute responsable de todos.

Se diferencian también por el origen del agua, mientras que la potabilización el agua viene de embalses, pozos o captaciones, en la depuración el agua llega de nuestras casas a través de alcantarillas y colectores.

¿Cuál es el residuo más problemático al que tienen que hacer frente las depuradoras? ¿Y el objeto más extraño que ha llegado a alguna de ellas?

El residuo más problemático ahora mismo son las toallitas húmedas, por su uso incorrecto, el retrete no es una papelera donde se puedan echar residuos sólidos. No se queda atrás el vertido de grasas y aceites vegetales como problemático.

A las depuradoras llegan todos los residuos imaginables, pues lo que no cae por el retrete cae por las rejillas de los sumideros de las calles. Curioso es que llegue alguna joya, algún arma tirada por algún ladrón que quiere desprenderse de la prueba del delito ante la policía y lamentablemente en alguna ocasión mascotas.

Como ya sabes, el programa educativo Canal Educa realiza visitas periódicas con estudiantes a una de las depuradoras gestionadas por Canal Gestión ¿crees que es importante que los estudiantes conozcan como funciona este proceso? ¿por qué?

Por su puesto. Es fundamental, lo que no se conoce no se puede cuidar ni respetar. La depuración ha sido en sus orígenes un proceso fundamental para evitar enfermedades en las ciudades y actualmente además es un proceso que convierte el agua residual en recursos y materias primas que mejoran el medio ambiente. Conocerlo y facilitar la depuración es un deber de todos. Cuanto más sensibilizados estemos con el medio ambiente y conozcamos los medios para ayudarle mejor.

Si tuvieras que dar un consejo a los centros educativos para que contribuyan a la mejora de la calidad de las aguas y su gestión ¿qué les dirías?

El principal consejo que creo que se puede dar es impartir una formación sensibilizada con los problemas. Tres partes debe tener esa formación

– Se debería sensibilizar a los estudiantes en la escasez del agua y el deber del uso eficiente del agua. Se debe tener muy presente y recordar que abrir un grifo y que salga agua es una suerte que todavía en muchos países es un sueño a largo plazo.

– Se debe sensibilizar para que en las casas y en los centros educativos se haga una adecuada gestión de residuos, especialmente en los 4 cubos o bolsas que en toda casa debe de haber. Los residuos sólidos por tirarlos al retrete no se convierten en residuos líquidos tratables en una depuradora.

– La depuración aún es la asignatura pendiente en muchos países. Mostrar lo que pasa cuando no se tiene depuración supone sensibilizarte en cuidarla. Los problemas intestinales y enfermedades como el cólera o las fiebres tifoideas son típicas en países sin depuración como pasaba en la ciudad de Madrid hace 90 años. Las huertas de Madrid en aquella época se regaban con agua residual y moría mucha gente al comer las verduras regadas con ese agua. La depuración contribuyó a la desaparición de las fiebres tifoideas en Madrid.

comentarios