Finlandia: el éxito de su sistema educativo

Una niña escribe sobre un cuaderno de tareas.mientras su compañera la observa con atención.

El modelo de enseñanza del país escandinavo se ha consolidado como uno de los mejores del mundo. Así estudian los alumnos finlandeses:

Puede que el éxito de la educación en Finlandia deba explicarse atendiendo a las particularidades sociales, históricas y culturales del país, pero no es menos cierto que su peculiar sistema de enseñanza ha tenido también mucho que ver con el hecho de que en las últimas décadas siempre estén en los puestos cabeceros del Informe PISA, entre otras evaluaciones externas.

Curiosamente, los estudiantes finlandeses tienen menos deberes y menos horas lectivas que en España. Realizan las tareas en clase y disfrutan de más descansos, lo que a la postre les permite ser más eficientes y mantener un nivel de concentración elevado. Además, no existen exámenes estandarizados hasta la selectividad. En su lugar, optan por fomentar la creatividad, la experimentación y la colaboración por encima de la memorización. Y los informes que realizan los profesores son descriptivos, no numéricos.

En Finlandia prácticamente la totalidad de las escuelas son públicas y la equidad educativa muy alta. Esto es, la variación entre los resultados de unos centros y otros es mínima. El nivel de las escuelas públicas no se compara mediante rankings porque todas son consideradas óptimas, de modo que no surgen problemas ni disyuntivas a la hora de elegir el centro educativo.

“Hemos comprobado que si se da importancia a la equidad y a la cooperación y no al derecho a elegir y a la competencia, se crea un sistema de enseñanza en el que todos aprenden bien”, explica Pasi Sahlberg, pedagogo finlandés.

El estado pone especial atención a que el éxito de este modelo educativo permanezca sin deteriorarse. Un porcentaje considerable del PIB del país se destina a cuestiones educativas. El objetivo es fomentar un clima idóneo y dar facilidades tanto al profesorado como a las familias.

 

comentarios