Hablamos con Carla sobre innovación educativa

Canal Educa ha querido entrevistar a Carla Riubrujent Colomé, experta pedagoga en programas de educación por la sostenibilidad. Con ella descubriremos cuáles son las últimas tendencias educativas en este campo.

La educación por la sostenibilidad en el ámbito escolar ha ido evolucionando con el tiempo. ¿Qué destacarías de esta evolución en los últimos años?
Destacaría el cambio de transición desde una educación fundamentalmente en el medio natural hacia  a una educación más holística.

Esta educación se define como un proceso de aprendizaje a lo largo de la vida, el cual pretende capacitar a los ciudadanos para las competencias de la vida en este mundo cambiante desde la creatividad y el conocimiento.

Para ello, es necesario incorporar los temas fundamentales del desarrollo sostenible a la educación, como por ejemplo: cambio climático, reducción del riesgo de desastres, biodiversidad, reducción de la pobreza y consumo sostenible.

Os recomiendo leer Repensar la educación: ¿Hacia un bien común universal? (UNESCO)

¿Podrías destacar algún ejemplo de innovación educativa en este campo que se esté llevando a cabo actualmente?
El aprendizaje por servicio (ApS) es una metodología pionera que trabaja las competencias básicas, los valores y actitudes pro-sociales y las habilidades para la vida.

Como bien dice su nombre, combina el aprendizaje basado en la experiencia con el servicio a la comunidad, y se puede realizar en todos las edades, tanto en la educación formal como en la no formal.

Esta metodología invita a los participantes a identificar en su entorno una necesidad con la que son cercanos y por lo tanto conectan con ella. A partir de distintas aproximaciones a la necesidad, se sensibilizan sobre el tema y pasan a la acción, comprometiéndose a mejorar aquella situación, y desarrollando un proyecto en el cual ellos sean protagonistas.

¿Por qué es importante que desde los centros escolares se realicen iniciativas que promuevan la educación por la sostenibilidad?
Tal y como cita la UNESCO “La educación de hoy en día es crucial para que los líderes y ciudadanos del mañana desarrollen la habilidad de encontrar soluciones y crear nuevos senderos hacia un futuro mejor”.

La educación para la sostenibilidad está orientada a la acción y promueve las actuaciones a escala local y global.  En sus iniciativas contempla distintas disciplinas, que ayudan a fomentar el pensamiento crítico y promueve que las personas se formulen preguntas, facilitando así el análisis y la resolución de problemas que empoderan a los ciudadanos y los capacita para tomar decisiones críticas. Por último, como es una educación que se basa en los valores, promueve pequeños cambios en la consciencia individual y colectiva que al final son los que mejoran la sociedad en general.

¿Cómo animarías a los centros a llevar a cabo actividades en esta línea? ¿Por dónde pueden empezar? ¿Qué pasos deben seguir?
Incorporar la educación para el desarrollo sostenible no es una meta, sino un proceso. Se trata de acompañar a las personas a entender lo que pasa, a sentirse parte de la sociedad en la que viven, y a descubrir cómo pueden participar en esta.

Cómo en muchos otros temas, mi recomendación es empezar en proyectos micro que generen un gran impacto pero ocupen poco tiempo para motivar a los participantes e impulsores del mismo, e ir incrementando la magnitud de estos proyectos.

Para escoger un tema en el que empezar a trabajar os invito a que realicéis los siguientes pasos:

  1. Elaborar un pequeño diagnóstico de las necesidades de vuestro centro o entorno.
  2. Priorizar una o dos de las necesidades.
  3. Realizar algunas actividades que se realicen en vuestro entorno cercano que trabajen las necesidades que habéis priorizado.
  4. Decidir una de las necesidades y el tema que tratan que va implícito en ellas.
  5. Pensar en posibles acciones para contribuir a la necesidad.
  6. Escoger una acción y planificar cómo queréis ejecutarla.
  7. Llevar a cabo la acción escogida.
  8. Evaluar el impacto de la acción al centro o entorno.

En función del impacto que hayáis visto, decidir si queréis continuar haciendo énfasis en esa necesidad a partir de aquella acción o si queréis desarrollar otra para trabajar la necesidad desde otra perspectiva.

Y para finalizar, os animo a que lo intentéis ya que es el primer paso para comenzar cualquier nuevo reto.

comentarios