IES Las Canteras ¡primer centro que se ecoaudita este curso!

Este mes hemos querido entrevistar al IES Las Canteras, el primer centro que este año se ha inscrito en nuestra Ecoauditoría del agua.

¿Cómo conocisteis Canal Educa y, en especial, el proyecto Ecoauditoría del agua?

Una de las profesoras del centro de los ciclos formativos de formación profesional, que imparte el módulo de Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Agua había realizado ya alguna actividad con Canal Educa en otro instituto, en concreto, la visita a la Presa de El Atazar.

¿Habéis participado en alguna otra actividad de Canal Educa en años anteriores?

En el centro, es la primera vez que participamos en una actividad de Canal Educa, aunque desde hace algunos años tenemos un convenio de colaboración con Canal Gestión, a través del cual nuestros alumnos han realizado su formación en centro de trabajo en instalaciones del Canal.

¿Cuáles fueron los motivos que os animaron a participar en este proyecto?

En el segundo curso del ciclo de grado medio de Técnico en Instalaciones de producción de Calor se imparte un módulo profesional de Instalaciones de Agua, en el que se trata desde el abastecimiento hasta el consumo doméstico, pasando por el tratamiento y la depuración. De ahí partió la idea de participar en la Ecoauditoría del agua, como una concreción real de parte de estos contenidos.

La preocupación por el medio ambiente y el cuidado del agua es algo casi natural en los jóvenes de esta época. Mirar hacia lo que uno mismo, en este caso como comunidad, puede hacer es un punto de reflexión y puede ayudar a cambios de hábitos. Nuestro centro, además de las instalaciones de agua comunes a cualquier otro instituto, cuenta con numerosos laboratorios y sobre todo talleres, donde el uso del agua es fundamental.

A partir de ahí, y siguiendo las directrices que se marcan en el proyecto, se planteó a profesores de otras áreas y niveles educativos del centro que podían estar interesados. Finalmente se incorporaron profesores de ciencias y tecnología, con grupos de ESO y bachillerato.

¿Qué expectativas tenéis con la realización de esta actividad?

En el centro se imparten enseñanzas de ESO-Bachillerato, y de Formación Profesional. Dos mundos que, a pesar de convivir en el mismo lugar, no siempre comparten experiencias. Creemos que un proyecto que aúna el interés por el medio ambiente, implicaciones científicas y tecnológicas, y realizaciones técnicas puede ser la excusa perfecta para trabajar conjuntamente con alumnos de estos tres niveles. Esperamos que una experiencia positiva anime a más profesores a cruzar experiencias en este sentido.

Nos gustaría poder incorporar al proyecto a la persona encargada del mantenimiento del centro, lo que nos permitiría, además de ampliar al personal no docente la experiencia, contar con su colaboración también en las realizaciones técnicas necesarias.

Por otro lado, al ser el primer año, hemos optado por no ser demasiado ambiciosos, e ir paso a paso. Pero nos gustaría que el proyecto se consolidara y fuese implicando otras áreas en fases sucesivas.

En el centro, como ya hemos comentado, se imparten distintos ciclos de formación profesional. Una particularidad es que, entre ellos, se imparten ciclos de Peluquería, Estética y Caracterización, de la familia profesional de Imagen Personal, que cuentan con muchos talleres para las realizaciones prácticas en los que el uso del agua es fundamental. Por lo que estamos seguros que la implicación indirecta de estos alumnos en el proyecto está casi asegurada.

¿Por qué pensáis que participar en ella es importante para vuestros alumnos?

En primer lugar porque los alumnos ven cómo se materializan, con iniciativas concretas,  inquietudes que tenemos como sociedad del siglo XXI, como es el cuidado del medio ambiente.

La conciencia de que el agua, en un entorno como el nuestro es un recurso escaso que debemos cuidar, pasa a materializarse en reflexiones y acciones concretas. Participar de forma activa en cómo se lleva a cabo todo esto, creemos que tiene un efecto multiplicador de la conciencia sobre el problema, y a su vez una capacidad de contagiar los cambios de hábitos.

¿Creéis que este tipo de actividades son necesarias en los centros educativos?, ¿por qué?

Creemos que todas las iniciativas que acercan a los alumnos al mundo real, conectándolo con los conocimientos que adquieren en su proceso de formación son imprescindibles. Si además implica ahondar en la conciencia sobre el medio ambiente y nuestra capacidad de aportar cosas positivas a través de nuestros comportamientos, la actividad puede resultar muy enriquecedora.

¿Recomendarías a otros centros educativos participar en la Ecoauditoría del agua?

Aunque expectantes de ver cómo nos resulta la experiencia, la recomendaríamos, al menos, como oportunidad de acercar el interés por el medio ambiente, la economía verde, y la realización de un proyecto real que se materializa en el centro, con los contenidos curriculares que, a veces, nos parecen un poco alejados del mundo real.

comentarios