Agua y salud, una ecuación necesaria que explicamos a tus alumnos de Primaria

Agua y salud

Abres el grifo y sale agua potable que, después, una vez utilizada, se va por el desagüe sin más esfuerzo por nuestra parte. Así ocurre en los lugares donde existe un correcto sistema de gestión del agua. Pero, ¿ocurre igual en todos sitios? Te explicamos la conexión entre agua y salud.

Hábitos tan cotidianos como lavarnos las manos después de ir al baño o antes de comer, asearnos a diario, disponer de un váter y poder tirar de la cadena o lavar nuestra ropa, platos,… y poder utilizar para todo ello agua potable, es fundamental para mantenernos saludables y no contaminar nuestro entorno. Pero todo esto que a nosotros nos resulta tan sencillo no lo es en algunos lugares del mundo.

Hoy por hoy, la escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que este porcentaje aumente. Además, se estima que 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 no disponen de un saneamiento básico, entendido como las instalaciones que permiten eliminar sin riesgo nuestras aguas residuales: retretes, letrinas, alcantarillas… etc.

Conectamos con los ODS
Y, por eso, el acceso universal y equitativo al agua potable y los servicios de saneamiento se han priorizado como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU prevé alcanzar antes del año 2030, junto con un uso más eficiente de los recursos hídricos y la protección de los ecosistemas relacionados con el agua. La consecución de esto último va estrechamente ligada a otro de los ODS: el fortalecimiento de la Salud y Bienestar, ya que éste es inviable sin el primero.

La falta de higiene y las enfermedades infecciosas asociadas al consumo de agua no potable, como la diarrea, son la principal causa de mortalidad infantil en algunos países del mundo y provocan la que muerte de 1.000 niños cada día. Algo que podría evitarse si se adoptasen unas pautas diarias de higiene básicas como lavarse las manos con jabón, eliminando los gérmenes y previniendo las enfermedades infecciosas y el contagio entre personas.

Infraestructuras sencillas e ingeniosas
En lugares con menos recursos e infraestructuras, propuestas sencillas como los tippy-tap son soluciones eficaces que además logran el objetivo perseguido: fomentar hábitos de higiene entre la población. El tippy-tap es un mecanismo asequible y fácil de construir que, acompañado de una concienciación sobre la importancia de la higiene, está salvando muchas vidas.

Aprovechando este tipo de recursos, Canal Educa ha incorporado a su currículo de actividades con escolares una nueva dinámica para alumnos de 5º y 6º de Primaria: Ingenio sin fronteras. En ella trabajamos la importancia de la higiene y el agua en nuestra calidad de vida y la combinamos con la creatividad y el ingenio, en busca de soluciones que den respuesta a los desafíos planteados a nivel mundial.

No es solo teoría
Con la ayuda de los educadores los alumnos diseñan, por equipos, prototipos viables para lavarse las manos o recoger el agua de lluvia y que faciliten la higiene en países en vías de desarrollo. Queremos que el alumnado se sienta implicado en la solución de problemas que nos afectan a todos, trabajando la solidaridad, la cooperación, el trabajo en equipo y potenciando el uso de la imaginación.

Juntos y usando nuestro ingenio creamos ideas sencillas pero efectivas que pueden mejorar la vida de muchas personas y, además, aprendemos la importancia de los hábitos saludables y del cuidado del agua.

comentarios