Manuel Rodríguez Quesada y… ¡el agua de las tormentas!

¿A dónde va a parar el agua de la lluvia que cae en las ciudades? ¿Y si esas lluvias son torrenciales? Al igual que el agua que circula por las alcantarillas, ¿su destino final es una depuradora?

Para resolver estas y otras cuestiones relacionadas con el saneamiento y la depuración del agua, Canal Educa entrevista a Manuel Rodríguez Quesada, subdirector de Conservación de Infraestructuras Zona Oeste de la Comunidad de Madrid. A continuación os dejamos sus interesantes respuestas.

¿Nos puedes contar a dónde va a parar el agua de la lluvia que cae en las ciudades? ¿Y si esas lluvias son torrenciales?

El agua de las lluvias, al igual que el agua que se emplea en la limpieza de calles, discurre por los imbornales, rejillas, o absorbederos. Estos elementos de drenaje incorporan sus aguas a las redes de alcantarillado y desde ahí son conducidas a las estaciones depuradoras, donde se depuran y se devuelven a los cauces receptores en las condiciones adecuadas.

Cuando estas lluvias son muy intensas, las estaciones depuradoras no pueden admitir todo el caudal, y por eso las aguas sobrantes son transportadas sin depurar a los cauces receptores a través de unos elementos denominados aliviaderos. Si la capacidad de la red además es insuficiente, se producen episodios de puesta en carga de la red y las consecuentes inundaciones.

¿Por qué son importantes estas instalaciones?

Precisamente para evitar inundaciones y vertidos a cauce. Los tanques de tormenta son infraestructuras hidráulicas destinadas a almacenar las primeras aguas de lluvia y ser devueltas a las estaciones depuradoras una vez finalizado el episodio de lluvia.

Estas instalaciones son muy importantes, porque garantizan que las aguas de drenaje procedentes de las lluvias no sean vertidas a cauce y contaminen los ríos. Y es que estás aguas son más contaminantes de lo que pensamos, ya que:

1.- Arrastran los metales de la atmósfera.

2.- Arrastran los residuos que pueda haber en las calles (deposiciones de animales, aceites de vehículos y residuos que la gente no echa a la papelera).

3.-  Arrastran todos los sólidos que se encuentran en los colectores.

De hecho, está demostrado que estas aguas durante los primeros minutos de lluvia (media hora al menos) es más contaminante que las aguas residuales en tiempo seco.

Además, el caso de Madrid es singular, porque es una de las mayores ciudades del mundo y por la que discurre uno de los ríos con menos caudal. Esto hace que la capacidad de autodepuración no exista y sea indispensable disponer de estas instalaciones.

En la Comunidad de Madrid, ¿de cuántas instalaciones de este tipo disponemos?

Canal de Isabel II gestiona en la Comunidad de Madrid 63 tanques de tormenta con una capacidad de almacenamiento de 1,5 Hm3. De ellos, 29 tanques se encuentran en el municipio de Madrid y cuentan con una capacidad de almacenamiento de 1,3 Hm3.

¿Qué podemos hacer en los hogares y centros educativos para facilitar la depuración de nuestras aguas residuales?

Es necesario que tomemos conciencia de que los residuos hay que arrojarlos en los sitios adecuados y no a inodoros, fregaderos, sumideros, etc.

-En casa: no hay que tirar los artículos de higiene personal al inodoro. Genera vertidos y daños a los cauces, además de a las redes e instalaciones. Especialmente importante es el tema de las toallitas. Éstas deben de ser arrojadas en papeleras, junto a bastoncillos higiénicos, pañales, etc. Lo mismo con los aceites vegetales, restos de comida, y grasas alimentarias.

-En la calle: no hay que tirar colillas, papeles, deposiciones de mascotas, etc. Si los tiramos, esos residuos tienen muchas probabilidades de acabar en nuestros ríos, causando contaminación.

¿Nos podrías contar alguna anécdota o curiosidad sobre estas desconocidas instalaciones?

Madrid cuenta con los dos mayores tanques de tormenta del mundo: el tanque de tormentas de Arroyofresno y el tanque de tormentas de Butarque.

Gracias a estas instalaciones, todos los años se evita verter al rio 8 Hm3 de aguas residuales, o lo que es lo mismo: 8 veces el estadio Santiago Bernabéu.

comentarios