Nuestro país lidera un año más el ranking mundial de playas con bandera azul

Ilustración de una bandera azul

Un año más, llenamos nuestras playas de banderas azules, liderando de nuevo la obtención de esta distinción.

La Bandera Azul es un galardón anual y un sistema de certificación de la calidad ambiental que, desde 1987, otorga anualmente la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones ambientales y de instalaciones, agrupadas en cuatro grandes apartados: Calidad de las aguas de baño; Información y educación ambiental; Gestión ambiental; y Seguridad y servicios. La condición de Bandera Azul es concedida a las playas en más de veinte países de Europa, cuatro de Oriente próximo, uno de Asia Oriental, tres de África, ocho de América y uno de Oceanía.

Por tanto, la Bandera Azul ondeando en una playa nos indica que cumple una serie de requisitos relativos a la calidad del agua de baño, limpieza de la playa, servicios sanitarios y seguridad. Además, el municipio debe ofrecer información y desarrollar actividades de educación ambiental.

Los datos presentados en la sede de la Organización Mundial de Turismo (OMT) en Madrid determinan que la comunidad que obtuvo más banderas azules para el año 2017 ha sido la Comunidad Valenciana con 129 (cuatro más que en 2016), seguida de Galicia (113), Cataluña (95) y Andalucía (90).

Pero a pesar de este dato, a todas luces positivo, no debemos descuidarnos, ya que en 2017, aunque afortunadamente hemos sumado algunas playas nuevas en la Comunidad Valenciana, Canarias, Cantabria y Andalucía, hemos perdido banderas azules en playas de Murcia, Galicia, Asturias, Cataluña y el País Vasco.

Debemos ser conscientes de la inmensa suerte que tenemos viviendo en un país con un enorme litoral donde poder recrearnos, sobre todo en las vacaciones estivales. Pero debemos tener presente que esta suerte lleva aparejada una enorme responsabilidad: cuidar este privilegiado entorno para disfrute de generaciones futuras.

 

 

comentarios