¡Nuestros trabajadores del agua!

Como no podía ser de otra manera, este mes celebramos el Día Mundial del Agua haciendo un homenaje a nuestro equipo de educadores. Quién mejor que ellos, como trabajadores del ámbito educativo asociado al agua, para explicarnos cómo es su día a día, algunas curiosidades y anécdotas. A continuación os mostramos algunas de las respuestas más interesantes y divertidas.

.. ¿qué cosas no sabías del agua cuando comenzaste en Canal Educa?
Je je je. Carecía de información en torno a las cifras, por ejemplo, de la cantidad de agua almacenada, la toma de datos que se hace cada segundo, la cantidad de tuberías que hay solo en Madrid… y jamás me imaginé la cantidad de medidas de control que tiene una presa como la de El Atazar.

¡No tenía ni idea de la cantidad de agua que gastaba en un día!

También he aprendido mucho sobre la historia del uso del agua en Madrid, y algo que me sorprendió muchísimo es realmente el poco tiempo que hace que se están utilizando sistemas de depuración de aguas residuales, ¡apenas unos 40 años!

Una de las cosas que más me llamó la atención fue la visita a la depuradora: no me podía imaginar la cantidad de residuos, sobre todo toallitas húmedas, que llegan hasta allí. Me impactó verlo. ¡La cantidad de gente que utiliza el váter como contenedor de basura más!

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo en las aulas?
Me encanta la motivación del alumnado por aprender cosas nuevas, la buena predisposición que tienen en general.

El enfoque lúdico que se da a las actividades hace que sea muy fácil y ameno trabajar el tema y que los alumnos aprendan sin darse cuenta ¡pasando un rato muy divertido!

También me gusta mucho que los profesores se interesen por la actividad que estás realizando, que comenten que van a integrar en su aula las dinámicas, contenidos… que he realizado.

Por último, pero no menos importante, me ha sorprendido el cariño que nos muestran en las aulas: ¡aprender con sonrisas y alegría es genial!

Y algo que me encanta es la imaginación que tienen los alumnos y las respuestas que a veces te dan, sobre todo cuando las razonan pero desde un punto de vista totalmente diferente: te das cuenta de que cada cabeza es un mundo y que la creatividad es una fuente inagotable.

Lo que más me gusta es que, aunque las actividades sean las mismas, cada día es distinto y único; vas a un colegio nuevo y los participantes son nuevos, pero tanto profesores como alumnos siempre te reciben encantados.

¿Cuál es tu actividad favorita? ¿Y cuál recomendarías a los centros?
Personalmente creo que todas están muy bien adaptadas a sus niveles y son muy amenas, pero si me tuviese que decantar por alguna escogería aquellas que son más prácticas, como ¡Unidos por el agua!, ya que es muy participativa y trabaja los conceptos a través de la propia experiencia de los participantes de una forma muy intuitiva, o el Laboratorio del agua, donde los alumnos investigan de manera autónoma como si fueran verdaderos científicos.

Me gustan todas, pero si tuviera que destacar algunas serían las actividades en las instalaciones, los Recorridos didácticos. Allí, además de conocer cómo se realiza el proceso de depuración, suelen salir bastante concienciados al respecto, ya que se reconocen a sí mismos como los principales responsables de que los residuos lleguen hasta la depuradora.

Por mi propia historia personal elijo Una historia sobre el agua. Aunque en la Comunidad de Madrid tenemos la sensación de que no tenemos escasez de agua, hay muchas regiones del mundo que carecen de ella. ¡Con esta actividad aprenden a valorar el recurso desde un punto de vista humano!

Las recomendaría todas, ¡of course! Pero disfruto mucho con el programa bilingüe de actividades, y para los centros con nivel adecuado de inglés es muy recomendable.

¿Nos podrías contar algunas anécdotas de vuestro día a día en los centros?
Algunas respuestas de los alumnos son tremendas, como cuando preguntas en 1.º o 2.º de Primaria en qué estados se encuentra el agua y te dicen… ¡en los Estados Unidos!

También es muy divertido el momento en el que los alumnos, sobre todo los más pequeños, destapan con toda su inocencia los malos hábitos de sus familias: que si tiran el aceite por el fregadero, las toallitas por el váter… ¡y eso pasa hasta en las mejores familias!

En Secundaria piensan que utilizamos agua de las depuradoras para el consumo humano.

Si fueras agua… ¿qué estado serías?
Ja ja ja ja, creo que me gustaría mucho ser agua líquida por la velocidad a la que viaja, los lugares que recorre, las olas y la cantidad de seres vivos que viven en ella. ¡Pero no me gustaría nada que me contaminasen!

Depende del día y del momento: que hay que tratar las cosas con frialdad, estado sólido; que hay que pasar desapercibida, estado gaseoso. Pero si quiero divertirme… ¡estado líquido!

Sólido, creo que por carácter soy un poco rígida y además me gusta el trato cercano y los “enlaces fuertes” entre las personas… Y, como en el ciclo natural, con un poco de calor ¡me derrito!

También sería estado sólido, ya que me parece que es el que está más en peligro en las últimas décadas, debido al calentamiento global y al deshielo de los casquetes polares y los grandes glaciares.

Y yo, gaseoso, para ver qué se siente al evaporarse, poder viajar hasta las nubes y verlo todo desde allí arriba. Aunque precisamente lo mejor de ser agua es poder ir cambiando de estado, ¿no?

Los alumnos de Infantil, seguro que os sorprenden diariamente… ¿puedes decirnos alguna frase célebre de nuestros alumnos más pequeños?
Una que me gustó mucho fue la respuesta de un niño de Infantil sobre los animales del cuento: “¡El director es también un animal de la jungla!

Esta semana uno alumno de 5.º de Primaria nos dijo: “En realidad el agua que cae de las nubes ¿luego nos la bebemos?, no me lo puedo creer… ¡qué asco!

Recuerdo una clase en la que preguntando por Dante, un animal con orejas muy grandes y con la nariz muy laaarga…, un niño contestó: “¡Mi papá!

Además, en el cuento Las enseñanzas de la lluvia, muchos creen que realmente se han mojado con el agua, o les duelen mucho los brazos porque han levantado un cubo con agua ¡que pesaba mucho!

¿Qué es lo que más impacta o sorprende a los alumnos que realizan las actividades de Canal Educa?
Muchos alumnos desconocen de dónde viene el agua del grifo. Les sorprende que haya que realizar tanto trabajo para poder tener agua potable o los procesos de depuración. Sobre este último punto, les alucina que haya microorganismos “buenos” que nos ayuden en los procesos de depuración.

Y algo que les ocurre a muchos es que, aunque la mayoría saben que el aceite no debe tirarse por el fregadero sino llevarlo a un punto limpio, no son conscientes de que ¡con el aceite de las latas de atún y otras conservas hay que hacer lo mismo! Es muy curioso que no lo relacionen con el aceite de cocina.

Destacaría sobre todo la actividad de 5.º y 6.º: cuando calculan la cantidad de agua que consumen en un día les sorprende que sea en torno a 140 litros; cuando les preguntas al principio de la actividad, ¡la mayoría piensa que sería suficiente con 10 o 20!

¿Qué te resulta más difícil de explicar a los alumnos?
La mayoría de los alumnos tienen muy claro que existen depuradoras que “limpian” el agua, pero no saben situarlas muy bien dentro del ciclo integral y las suelen confundir con las potabilizadoras, para ellos es como si fuera la misma cosa.

A veces, también en los experimentos del Laboratorio del agua, les cuesta entender qué es lo que están haciendo con cada experimento en profundidad, muchas veces por falta de costumbre de trabajar en un laboratorio o porque desconocen la terminología, por ejemplo pH, conductividad…, pero al final acaban entendiéndolo en mayor o menos medida.

Cómo ayudar a los alumnos de 5.º y 6.º de Primaria a crear los eslóganes de ahorro de agua en inglés, cuando preguntan por palabras que rimen unas con otras. ¡Las rimas en inglés no son lo mío! Me quedo con la que crearon unos alumnos que decía “Don’t be a fool, saving water is cool”.

¿Cuánto consume de media un madrileño?
¡Esta es de examen! Consumimos 144 litros en un día. Pero si cogiéramos los datos del alumnado, ¡serían muchos más! ¡La ducha es un peligro!

Si tuvieras que dar un consejo relacionado con el agua, ¿cuál sería?
Valorar el recurso como si fuera oro, es la sustancia más importante de nuestras vidas y tenemos que protegerla si queremos seguir viviendo en este planeta.

Usar el agua solo cuando sea necesario y en la cantidad justa, cerrando grifos, aprovechando al máximo toda el agua que sale de ellos, usar electrodomésticos eficientes, etc. y no contaminarla con nuestros residuos.

Algo que podemos hacer todos fácilmente y que nos ahorraría muchos problemas: ¡no tiréis toallitas, bastoncillos y demás residuos por el váter!

comentarios