¿Por qué son importantes las prácticas de higiene en la escuela?

Adquirir hábitos de higiene personal es esencial para el desarrollo de nuestra vida. Estos hábitos se deben adquirir durante los primeros años a través del proceso educativo. Por tanto, padres, madres y maestros juegan un importante papel en el desarrollo de estos hábitos.

Nos puede parecer algo sencillo inculcar hábitos higiénicos a los más pequeños, pero si ponemos la mirada en otros puntos del planeta vemos que esto no es tan fácil de conseguir, dado que muchas escuelas carecen de suministro de agua potable o de servicios higiénicos adecuados. Un simple lavado de manos antes de comer ¡puede ser una odisea!

Por ello, las Naciones Unidas trabajan desde hace tiempo en este tema con el objetivo de reducir la incidencia de enfermedades como la diarrea entre los niños, ya que esto supone cada año una pérdida de 1.900 millones de días escolares.

Durante la etapa escolar, los niños pasan la mayor parte del día en el colegio, donde se crean hábitos y conviven y se relacionan entre ellos. Es importante que los hábitos de higiene sean adquiridos de manera correcta para prevenir o disminuir el contagio de enfermedades y adoptar buenos hábitos de salud.

UNICEF propone 6 sencillos consejos para padres y maestros para facilitar a los niños el aprendizaje de los hábitos higiénicos:

– Darles ejemplo en los aspectos relacionados con la higiene, tanto personal como del hogar o centro educativo.

– Inculcarles hábitos desde pequeños, nunca es pronto para enseñarles.

– Ciertos hábitos deben repetirse diariamente, incluso varias veces al día; otros, con mayor periodicidad.

– Los artículos de higiene como el jabón, la pasta de dientes o el papel higiénico deben estar al alcance de los niños, pero, sobre todo al principio, los padres deben estar junto a sus hijos cuando los necesiten, supervisando sus actuaciones y enseñándoles a usarlos adecuadamente.

– El aseo debe ser grato: no amenazar a los niños con castigos, sino mostrar sus beneficios.

– Si un método para crear hábitos higiénicos no da resultado, además de pacientes debemos ser creativos e inventar tácticas nuevas: usar canciones, bailes, probar a bañarse o a limpiar el cuarto con música, etc.

Además de estos consejos a seguir por padres y educadores, desde el proyecto Canal Educa también trabajamos con los más pequeños los hábitos de higiene en la vida cotidiana, promoviendo el consumo responsable de agua y transmitiéndoles la importancia de este recurso para el desarrollo de la vida.

¡No olvidemos que con pautas correctas y sencillas podemos tener una vida saludable, tanto para nosotros como para los que nos rodean!

comentarios