¿Sabes comprender una nube?

Seguro que alguna vez has usado la expresión ¡estás en las nubes! Pero, ¿cuánto sabes sobre ellas?, ¿te has parado a pensar alguna vez en los diferentes tipos de nubes que existen?, ¿sabes cómo se llaman? En este artículo te contamos algunas curiosidades sobre ellas.

Cada 23 de marzo se celebra el Día Meteorológico Mundial. En esa fecha se conmemora la creación, en 1950, de la Organización Meteorológica Mundial como organismo de las Naciones Unidas. Cada año, el Día Meteorológico Mundial nos propone un tema de interés para la humanidad sobre el que reflexionar. El lema elegido este año es Comprendiendo las nubes.

Y es que las nubes influyen en una gran cantidad de procesos que ocurren en la Tierra. Tienen un papel fundamental en el equilibrio energético, el clima y las condiciones meteorológicas. Además, como parte fundamental del ciclo del agua determinan en gran medida cómo se distribuyen los recursos hídricos en nuestro planeta.

Un mejor conocimiento de las nubes es vital para poder enfrentarnos a uno de los mayores retos del ser humano: el cambio climático. Todavía queda mucho por aprender sobre cómo las nubes afectan al clima y en qué medida pueden verse afectadas por un cambio climático. Con un conocimiento más profundo de ello podremos elaborar mejores modelos para predecir los impactos asociados al cambio climático y, por lo tanto, tomar las medidas necesarias para minimizar los futuros daños que se prevean.

Asimismo, los nombres de las nubes nos cuentan algunas cosas sobre ellas: cómo es su apariencia o dónde se han formado. Algunos de los términos derivados del latín que se emplean para nombrar las nubes son los siguientes: estrato (significa alargado, allanado y nivelado), cúmulo (montón, colmo), cirro (plumoso, con flecos) o nimbo (portador de lluvia).

Estos términos también se pueden combinar entre sí dando lugar… ¡a diez tipos básicos de nubes!, los cuales se dividen a su vez en especies y variedades, en los que se tienen en cuenta otros aspectos como la estructura interna de la nube o su transparencia. Así pues, tenemos ¡unas cien combinaciones diferentes!, algunas de ellas descritas recientemente.

Si quieres convertirte en un experto en la identificación de nubes, la Organización Meteorológica Mundial dispone de una poderosa herramienta: el Atlas Internacional de Nubes. Este atlas cuenta con una larga historia a sus espaldas, ya que data de finales del siglo XIX. Aprovechando la celebración del Día Meteorológico Mundial, se ha publicado una nueva edición revisada y actualizada que incluye cientos de imágenes de nubes y otros fenómenos meteorológicos, como arcos iris, halos, remolinos de nieve o granizo, aportadas por meteorólogos y aficionados de todo el planeta. ¡No te las pierdas!

Y desde Canal Educa retamos a los alumnos de Bachillerato a resolver nuestras actividades interactivas Agua y clima. Están disponibles tanto en inglés como en castellano.

comentarios